Si bien en esta “Memoria” se encuentra una gran mezcla de géneros musicales, hoy es algo diametralmente opuesto a lo que pudiera ser habitual, para “memori@”, dado que son las 1000 de la madrugada, que ayer/hoy mejor durmiendo (hubiera estado monísima), no cejo en el empeño, aunque me cueste “sangre, sudor y demasiadas lágrimas”. Estas fechas para mi vida no son las idóneas para ir de “sonrisa” aunque intente de alguna manera, no dejar traslucir ni un ápice, de lo que pudiera pasar en mi vida que ni es “especial” y si “espacial”, por aquello que voy volada y encuentro reacciones marcianescas casi siempre.

Deben ser las fechas, debo ser yo, o no sé que demonios es, pero hoy me apetecía escuchar a uno de mis músicos de cabecera, “Rachmaninov“, en honor a alguien que dentro de unos días hizo años que desapareció de mi vida, y que me dejó en herencia, la pasión por la música. Escuchando como estaba a “Rachmaninov”, me acordé de un concierto, el número 2, un concierto que yo creo que hasta el mp3 está ya bien rayado, de tanto como lo escucho; a la par recordaba otro, (siempre cuando estoy escuchando música se agolpan compases de otros conciertos), el “Concierto de Varsovia“, un concierto muy parejo, o más bien escrito por “Richard Addinsell” para formar parte de una Banda Sonora; pero siempre me dió la sensación, que la melodía era demasiado pareja al “Concierto nº2” de “Rachmaninov”.. 

Quien dirige la orquesta es el rumano “Ovidiu Balan“, a la “Bacau Symphony Orchestra” y la concertista de piano “Ioana Maria Lupascu“, alguien que descubrí, y me dejó fría la técnica que utiliza, para un Concierto, nada fácil de tocar, aunque yo no sea “pianista”, llevo muchos años escuchando “pianos”, y “pianistas”, he de aclarar que muchos buenos, y otros no me gustaron ni un “ápice”.

Ahora en la noche, con la tranquilidad, que algunos/as puedan tener, escucharlo, porque si que merece la pena, llegar a rayar un disco, por exceso de uso .. si no que me lo cuenten a mi, ¡cuántos vinilos me llevé por delante de tanto uso!

Después de haberlo escuchado, muchas veces, si que añado que es de las Bandas Sonoras que superaron a la película, que pasó sin pena ni gloria, salvo por esta maravilla de música.
 
La MEMORIA